¿Qué significa no reconocerse en el propio signo?

El Sol se encuentra -astronómicamente- en una posición central respecto de los planetas. Así, ese sitio relevante respecto de los planetas, lo coloca en una posición muy destacada dentro de la carta natal.

La mayoría de las personas se identifica fácilmente en su signo solar. Los taurinos se reconocen perezosos, los geminianos comunicativos, los leoninos carismáticos, los escorpianos intensos y complejos, los piscianos hipersensibles, etc.

Pero,  algunas personas no se reconocen en su signo. Incluso, quienes los rodean tampoco los identificarían con el signo que poseen.

¿Por qué ocurre esto?

Esta situación sucede cuando en una carta natal el Sol se halla en alguna de estas dos posiciones:

  • Sol en casa XII
  • Sol en casa I

Cuando el Sol se encuentra en la Casa XII, la identidad se halla en lo más profundo del inconsciente y la persona está destinada a una investigación acerca de toda la temática del liderazgo. Por cierto mediante un proceso muy complejo, inconsciente y transpersonal.

Cuando el Sol se encuentra en la Casa I, la identidad es un descubrimiento que se realiza en el transcurso de la vida y que se pone en evidencia a través de los vínculos con los demás, así como con los hechos de destino.

En ambos casos, la identidad no está en el Sol, hasta tanto se completen los aprendizajes que cada tipo de posición requiere.

Como la identidad no está en el Sol, en Astrología sabemos que existe una identidad previa que la dá el signo lunar. Estas personas sí se reconocen en el signo en el que se encuentra su Luna.

Pero, también puede darse el caso de que el Sol se encuentre en la Casa XII o I y que, además, la Luna también esté en alguna de esas casas. Así, esa primera identidad tampoco sería accesible inmediatamente.

En estos casos más complejos, la identidad es mucho más «frágil» porque sólo estará dada por los componentes de la casa IV arquetípica.

Esta configuración implica que el aprendizaje de vida llevará más tiempo, más perseverancia y más esfuerzo para ir acercándose a la verdadera identidad.

¿Qué aprender en cualquiera de estos casos? Tanto si es el Sol el que se halla en la Casa XII o I, como si el Sol + la Luna se encuentra en dichas casas.

Lo que podés hacer es ir trabajando en dos áreas fundamentales que son las más vulnerables debido a las posiciones nombradas.

  1. Área emocional: Si ya sos adulto, podés proporcionarte tu propio cuidado, ser tu propia contención emocional
  2. Área laboral: autosostenerte económicamente y vivir de tu propio trabajo. También poner los límites necesarios a quienes seguramente ya se están sobrepasando.

Comments are Closed