Contacto

Sobre mí y la Astrología

Gabriela Martínez. Astróloga

Soy Gabriela Martínez, directora de la Formación. 

Cuando tenía 14 años, mi padre llegó a casa con un libro de Astrología que había comprado en la reconocida librería «El Ateneo» de Buenos Aires. Ese texto captó mi atención de inmediato y me llevó a querer saber más sobre el tema. Así, comencé a estudiar de forma autodidacta, como afición.

Continué aprendiendo de esta manera hasta pasados los 30 años, intentando encontrar respuestas a mis tensiones internas. Paralelamente, me recibí de docente. 

A los 35 años, reconociendo que no había llegado a nada concreto respecto de aquello que no tenía explicación para mí hasta ese instante, estudio en una escuela de Astrología y, a partir de allí, todo lo desligado cobró sentido

A los 39 años decido dedicarme a la Astrología profesionalmente. Comencé escribiendo libros de horóscopos y difundiendo la Astrología en una columna de un programa radial local.

Luego, a pedido de interesados que me escuchaban en radio y que vinieron a las presentaciones de los libros, empiezo a impartir clases, lo cual me permitió transmitir a otros esta ciencia maravillosa. 

Así surge, en el año 2012, la Escuela de Astrología Círculo Antares

Sobre la propuesta educativa

Símbolo del árbol de la vida.

La Astrología es un lenguaje de símbolos. Por lo tanto, nos proporciona las respuestas que necesitamos.

Las personas que estudian Astrología buscan respuestas… Incluso, pueden hacerlo inconscientemente. No es raro que -al principio- sientan que el camino es éste, pero no saben específicamente por qué.

Concretamente, quienes se acercan a la Astrología como estudiantes tienen en sus Cartas Natales un gran caudal de energía transpersonal. Esto se verifica con la «posición fuerte» de los planetas transpersonales (Urano, Neptuno y Plutón) en sus cartas.

Paralelamente, carecen del contacto adecuado con las funciones de base y estructura (Luna y Saturno), que son las que permiten acceder de forma armoniosa a la vibración transpersonal.

Por lo tanto, la propuesta educativa va en función de aprender:

  • El lenguaje de los símbolos astrológicos
  • Aquello que los decodifica correctamente

Comprendiendo qué pasa y cómo ir dándole lugar, la vida personal de cada estudiante se dirige, de a poco, al orden. Este orden constituye el requisito para la correcta interpretación astrológica.

Astrólogo/a que piensa y vive en orden, interpreta correctamente.

Así es como, incluso antes de graduarse, muchas cuestiones se resuelven y se solucionan.

Y, a partir de su propio camino, estará en condiciones de entender: qué les sucede a otros y poder guiarlos.

¿Consultas? ¿Dudas?

Podés realizar cualquier consulta acerca del curso, escribiendo un email a: info@circuloantares.com

Recibirás una respuesta a la brevedad.