¿Por qué no puedo obtener lo que quiero?

Si no puedo obtener lo que quiero, significa que hay un impedimento, un obstáculo.

Pero, una piedra en el camino no es lo que me impide avanzar, sino justamente todo lo contrario.

Los obstáculos son los elementos que nos permiten acceder a aquello que aspiramos.

¿Cómo es esto?

Si algo es una meta, significa que está lejos, que aún no es accesible.

Gracias a que podemos resolver los problemas que nos impone la vida, crecemos, nos fortalecemos y es eso lo que nos permite alcanzar cualquier objetivo.

Por lo tanto, el impedimento no es más que el paso de entrenamiento en determinada habilidad que aún no tenemos y que nos va a permitir acceder al objetivo.

Lo importante es saber que sí podemos superar todos los impedimentos que nos separan de nuestra meta.

Obviamente, que el camino a veces es arduo y difícil. También, el atravesar situaciones de restricción, en las que no podemos elegir cómo movernos, nos genera una gran frustración. Ése el momento clave en el cual se prueban las fuerzas internas de quien aspira al objetivo.

Por otro lado, se suma que -generalmente- los impedimentos duran mucho tiempo. Hay que saber que el tiempo no es más que el necesario para que nos transformemos y estemos a la altura de aquello que anhelamos.

El tiempo, la frustración y los obstáculos nos cincelan y transforman en la persona que sí es capaz de alcanzar el objetivo que se propuso.

Comments are Closed